Blog Dele Viaje en el SINART


Les damos la bienvenida al Blog de Dele Viaje en el Sinart , cada semana un episodio y un  texto, ilustración, video, lo que le demos viaje, lo que sea que surja.
También vos nos podés compartir a lo que querás darle viaje, escribinos a redes@sinart.go.cr

 

Dele Viaje según...

La importancia de Dele Viaje...

La importancia de Dele Viaje

por Oscar Jimenez Alvarado

“Dele Viaje” es una serie de televisión costarricense. Había visto un par de referencias en prensa, sabía que era un proyecto de José Pablo García y que era un proyecto relacionado con la Universidad Veritas. Sin embargo, no la consumí completa hasta hace un par de domingos que me senté a ver la primera y segunda temporada de tirón. La primera temporada no me terminó de gustar, pero la segunda fue una de las más agradables sorpresas que he tenido este año en materia de series. Si bien no es perfecta, la producción tiene cuatro aspectos positivos que hacen que valga totalmente la pena. Les cuento:

  1. El primer beso gay en la televisión nacional. Es la primera vez en la historia de la ficción televisiva costarricense que aparece un personaje que explora abiertamente su homosexualidad. También es la primera vez que se presentan de manera explícita besos y caricias entre dos hombres. Ya la tele costarricense había tenido un personaje gay en La Pensión interpretado por César Meléndez, pero esto es completamente diferente. Mientras el personaje de Meléndez se construyó desde el estereotipo y la comedia, el que presenta Dele Viaje se construye desde la aceptación y desde el género dramático. El actor Manuel Sancho logra construir a un joven futbolista agobiado, que explora su sexualidad mientras lucha contra sí mismo y contra los silencios impuestos por terapias que buscan hacerlo “normal”. Sin duda, la historia de “El Negro” es la mejor contada de todas; es la que tiene el personaje que más evolucionó; y es la que saca mocos y sonrisas al mismo tiempo en la escena final de temporada con tan solo una frase.
  1. Las sensaciones tienen protagonismo. La incomodidad, la tristeza, el agobio, la depresión, la cólera y otras sensaciones profundamente humanas tienen un lugar fundamental en la segunda temporada de la serie. Los personajes se sienten hechos mierda internamente por su físico, por su orientación sexual o por la poca claridad con respecto a su vida, y los capítulos se encargan de dejarnos eso claro de forma explícita o solapada. Y esto, aunque parezca un hecho menor, también es relevante porque demuestra que nuestra tele tiene la capacidad de contarnos historias profundas, llenas de matices, y alejadas de esa visión acartonada y edulcorada de la vida donde la Gorda Loli y Papaturro eran los protagonistas.
  1. La exploración de los formatos. Escenas de comedia musical en San José centro, flashazos de ciencia ficción en medio de una crisis de aceptación sexual y dramas sentimentales juveniles. Todo cabe en las historias que el director-guionista de la serie desarrolla en la segunda tanda de capítulos que son, en su conjunto, una declaración de intenciones que busca explorar formatos, narrativas y personajes. Es cierto que algunas historias se desarrollan mejor que otras, pero también es cierto que esta experimentación es valiente en un contexto nacional donde nuestras televisoras solo compran formatos de concursos, producen programas costumbristas sobre campesinos y hacen comedias de situación con publicidad metida en cada escena.
  1. Es televisión pública. También parece un hecho menor, pero no lo es. Que una señal estatal, pública, financiada por todos y todas, se atreva a darle cabida a una ficción experimental, repleta de personajes jóvenes contradictorios, que exploran su sexualidad y que están destruidos emocionalmente es algo importante. Es el Estado hablándonos de la depresión, de la homosexualidad, de las relaciones sentimentales y de todo lo que implica el proceso de madurar como personas jóvenes. Es la cadena pública brindando espacio a un San José contradictorio, complejo y realista. El mismo SINART que produjo en el pasado El Fogón de doña Chinda de Miguel Salguero y las Fisgonas de Paso Ancho de Samuel Rovinski avanza sustancialmente en calidad all darle espacio a Dele Viaje de José Pablo García, reafirmando su apuesta por modernizarse y convertirse en una tele pública con vocación de servicio, que experimenta con historias propias del siglo XXI ¡Muy bien Canal 13!

Como les dije, estas son tan solo cuatro razones por las que creo que Dele Viaje vale la pena, pero seguro hay más. Realmente, espero que el equipo productor pueda concretar una temporada más para que sigan desarrollando estos personajes con el cariño, la honestidad y el empeño de esta tanda de episodios. En serio, dele la oportunidad a esta serie, para que luego también pueda decir como yo: ¡Muchas gracias Dele Viaje! ¡Gracias por demostrar que se pueden hacer series nacionales de calidad!

 

 

 

Dele Viaje Episodio 10 según... Jenny Cascante

 

Jenny Cascante González
Bloguera desde 2009. Co-fundadora, editora y redactora del sitio web de tv, cine y entretenimiento badhairdays.net

 

Dele Viaje: Volver a encontrarnos

Los mejores finales no siempre son los que ofrecen un desenlace. Algunos abren la puerta hacia nuevas etapas y muy gentilmente nos invitan a continuar.  El episodio que cierra la segunda temporada de Dele Viaje es un ejemplo claro de ello.

Han sido 10 episodios con emociones intensas donde hemos sentido las alegrías y tristezas de los personajes de Dele Viaje como si fueran nuestras. ¿Cuántas veces deseamos meternos dentro de la pantalla y zarandear a Beto? Abrazar a la Pupis y pedirle que nos cuente todo sobre su maquinita, confesarle a Cami que Bagheera ya no está, decirle a El Negro que se deje de cosas, que Lena lo va a seguir queriendo.

El último episodio nos deja respirar y soltar lentamente a cada uno de ellos, no sin antes dejar sembrada una interrogante sobre lo que vendrá después y lo que deseamos que suceda con sus vidas.

Este capítulo inicia con una frase muy poderosa. “Es mi momento de hablar” repite sin cansarse la Pupis antes de presentar su curioso invento frente a una comitiva de oficinistas gubernamentales. Ella no es la persona que vimos episodios atrás, su escudo ahora es la confianza en sí misma y en lo que ella sabe es capaz de lograr.

Pupis representa el positivismo y la buena voluntad que quisiéramos siempre resaltar en nuestra cultura. También es la única del grupo que pensó en crear algo fabuloso para ayudar a los demás de la forma más democrática posible. Lo cierto es que, con maquinita o sin ella, Pupis siempre logra transformar el desdén en emoción, y la emoción en movimiento.  ¿Llegará a ser una realidad El País Más Feliz Del Mundo?

Macho, Beto y Cami llegan a la playa a desenterrar algo más que a Bagheera. En el caso de Beto, es como si solo el mar pudiera darle el valor para por fin enfrentar a Cami y decirle que sí, que sabe que la traicionó con una mentira, aun cuando lo hizo para protegerla. Para Cami esto no es más que él “lavándose las manos”, como siempre.

Es un contraste interesante la manera en que Beto cierra esta temporada, respecto a cómo cerró la anterior cuando lo vimos ilusionado y sonriente. Ni siquiera Macho parece estar en un lugar seguro, es innegable que la furia de Cami podría traducirse en el fin de su relación.

Lena y el Negro celebran que, ¡al fin!, ella tiene licencia para manejar. Se van a dar vueltas en carro, riendo y nada más siendo tan felices como tantas otras veces. Él está más sonriente, tal como Le observó en el episodio anterior; algo en él cambió y ya no existe el escándalo.

El Negro es el personaje con mayor crecimiento en toda la temporada, y ha sido muy gratificante caminar junto a él en ese viaje de redescubrimiento. Sin duda, el momento más emocionante de este cierre es la hermosa escena donde Lena se voltea y le dice con cariño: Negro, yo ya sé.

Nunca antes el nombre de la serie tuvo más significado que ahora. Decir “Dele Viaje” es más que dar la luz verde para continuar, es dejar que la vida nos arrulle, que las emociones nos revuelquen como si fueran olas.

Enhorabuena por Dele Viaje, salud por este proyecto. Solo nos queda esperar que el sueño continúe, y que podamos volver a encontrarnos, como quien regresa a un amigo de años.  

 

 

Ardelia Maurel

 

Ardelia Maurel.
Vlogger y estudiante de bachillerato internacional con énfasis en literatura.

 

 

 

Ardelia y Cesar Maurel

Ardelia Maurel.
Vlogger y estudiante de bachillerato internacional con énfasis en literatura.

Cesar Maurel.
Un tico muy francés o un francés muy tico, profesor, actor, pintor, poeta y papá.

Diego Van der Laat

Diego van der Laat (San José, 1979)

Arquitecto graduado de la Architectural Association School of Architecture (Reino Unido, 2006).  Premio Nacional Aquileo J. Echeverría 2015.

Diego ha publicado tres libros de ficción corta, Reparticiones (Editorial Germinal 2015), 11 (Editorial Ambigú 2015) y Veintidós (Editorial Germinal 2016). Trabaja en sanjosérevés desde el 2007.

Vive en una casa en San José con M, A, C y Sánchez, su perro fiel.

 

 

Fo León

 

Fo León: Gestor cultural. Responsable de Perra Pop, proyecto de difusión y memoria histórica de música alternativa costarricense, que abarca radio, conciertos y publicaciones. Editor de la sección de música de Revista Vacío.

 

 

 

 

 

 

 

Dele Viaje en el espejo Dele Viaje según... Fo León

Dele Viaje en el espejo / SINART Episodio Seis

episodio seis | dele viaje | aullido.

Adriana Sánchez

  Pecera.

 Adriana Sánchez, feminista, chef y escritora costarricense, le gusta tener las Manos en la Masa, es amante del fútbol, es su Pasión. Su pluma  descoloca y su cuchara deleita... y viceversa.

 Antes de las explosiones devastadoras hay un momento de silencio y calma en el que el sistema se traga a sí mismo. Es un micro segundo: el sistema se succiona a sí mismo y luego cede, ocasionando una onda expansiva. Estamos en Pecera, el 5to episodio de DeleViaje, y eso es justamente lo que está sucediendo. Todo lo que no se ha dicho todavía, lo que está por decirse, pero aún espera su momento, se va amalgamando en una gigantesca bola de pólvora que está a punto de estallar.

 Desde el primer capítulo, la atmósfera sicológica de la serie me remitió justamente a una pecera. Lametáfora parece obvia pero no por eso es sencilla: el pez da vueltas sobre sí mismo, colisionando contra el cristal. Sabe que hay algo ahí afuera. O tal vez no lo sabe. Lo que sí tiene claro es que su realidad, contenida por las paredes de la pecera, lo sobrepasa. Está encima, debajo, a los lados. Lo rodea por todas partes. Tal vez hay algo ahí afuera, pero los personajes están todos contenidos dentro de sus propias peceras mentales.

 Buscamos un perro muerto. Besamos a un amigo. Nos conformamos con el beso de una amiga porque no tenerlo es más doloroso. Evadimos aquello que dejamos en suspenso en otra parte (nosotros mismos). Desarrollamos una narrativa imposible, en la que las expectativas se convierten en “lo que es real” y no dejan cabida a lo que realmente tenemos ante nuestros ojos.

Leer Más

Arturo Pardo Vargas

 

 

Se describe así: "Tiene cartón de politólogo, pero es más periodista no titulado, músico a medio tiempo y recientemente, aventurado a la actuación. Le gustan las redes sociales virtuales y reales". Arturo es el protagonista de la recién filmada película de Neto Villalobos, "Cascos Indomables" y es líder de la banda Foffo Goddy

 

 

 

 

Arturo Pardo Vargas

Dele Viaje en el espejo / SINART Episodio Cuatro

episodio cuatro | dele viaje | escándalo.

 

 

 

Jenny Cascante González

 

 

  Jenny Cascante González: Estratega y gestora de contenido digital. Bloguera desde 2009. Co-fundadora, editora y redactora del sitio web de tv, cine y entretenimiento badhairdays.net

 De viajes en el tiempo y el sentido de pertenencia
Es admirable la singular manera con que Dele Viaje aborda un tema clásico (y mi favorito) de la ciencia ficción: viajes en el tiempo. Particularmente siendo algo que desde la primera temporada de la serie se veía como un hilo argumental destinado exclusivamente para la amigable pero excéntrica Pupis. En el tercer episodio de la segunda temporada, titulado “Matrimonio”, empieza a fungir como un elemento de convergencia que apunta hacia las vulnerabilidades de los demás personajes sin provocar (al menos por ahora) un giro disparatado en sus historias. 

 

Pupis, la única que por lo menos tiene clara su situación, sabía que podía confiar en el Dr. Lin para conversar sin tener que escuchar los comentarios odiosos típicos de Fabri (recordemos el “es que hablás demasiado, mae” que él le dice en el episodio anterior). Con la seguridad que le inspira el Dr. Lin, ella logra externar puntualmente sus temores sin ser juzgada y, por primera vez en dos temporadas, alguien le dice que todo tiene razón de ser y que ella pertenece a este momento.

Leer Más

Fo León

 

  

Fo León: Gestor cultural. Responsable de Perra Pop, proyecto de difusión y memoria histórica de música alternativa costarricense, que abarca radio, conciertos y publicaciones. Editor de la sección de música de Revista Vacío.


¿Hay alguien feliz en Dele Viaje? El país más feliz del mundo parece que no

 Es imposible ignorar los ecos políticos en la vida de Dele Viaje. Cuando nace la serie en el 2012, fue en medio de uno de los Gobiernos que más confrontación social provocó en los últimos veinte años. Marchas y bloqueos eran cosas regulares, como lo era la fuerte presencia policial. Dele Viaje surgió como una burbuja de esperanza, un espacio repleto de buena vibra que le recordaba a la audiencia que tenía en sus manos el poder de decidir, de crear cosas nuevas, de soñar con espacios diferentes.

 

 

Cuatro años después, muchísimo ha cambiado. Muchos asumimos que amarrar algunos cabos sueltos nos iba a garantizar un “felices para siempre”, pero no fue así. Dele Viaje se nos presenta como las consecuencias de un camino que ha sido decidido y determinado por nosotros, pero donde los personajes tienen que asumir el precio y el trabajo que implica ser felices. No basta con tomar mejores decisiones una vez, se requiere trabajar y luchar constantemente, sólo así garantizamos nuestra felicidad.

Leer Más

Dele Viaje según...

 

 Adriana Sánchez

 Adriana Sánchez, feminista, chef y escritora costarricense, le gusta tener las Manos en la Masa, es amante del fútbol, es su Pasión. Su pluma  descoloca y su cuchara deleita... y viceversa.
La vida en una pecera.
Hacernos preguntas todo el tiempo. En mi caso, esa es una constante tiránica, desde que tengo uso de razón. ¿Quién soy? ¿Por qué estoy aquí? ¿Cuál es mi lugar en el mundo? La vida es muy sencilla, dicen los budistas: quienes la complicamos somos nosotros

 

Recibo el vínculo al capítulo estreno de temporada. Lo abro. Hay una pecera. Un pez gira, gira, da vueltas sobre su propio eje, una y otra vez, me voy atragantando

Leer Más