Dele Viaje Episodio 10 según... Jenny Cascante

 

Jenny Cascante González
Bloguera desde 2009. Co-fundadora, editora y redactora del sitio web de tv, cine y entretenimiento badhairdays.net

 

Dele Viaje: Volver a encontrarnos

Los mejores finales no siempre son los que ofrecen un desenlace. Algunos abren la puerta hacia nuevas etapas y muy gentilmente nos invitan a continuar.  El episodio que cierra la segunda temporada de Dele Viaje es un ejemplo claro de ello.

Han sido 10 episodios con emociones intensas donde hemos sentido las alegrías y tristezas de los personajes de Dele Viaje como si fueran nuestras. ¿Cuántas veces deseamos meternos dentro de la pantalla y zarandear a Beto? Abrazar a la Pupis y pedirle que nos cuente todo sobre su maquinita, confesarle a Cami que Bagheera ya no está, decirle a El Negro que se deje de cosas, que Lena lo va a seguir queriendo.

El último episodio nos deja respirar y soltar lentamente a cada uno de ellos, no sin antes dejar sembrada una interrogante sobre lo que vendrá después y lo que deseamos que suceda con sus vidas.

Este capítulo inicia con una frase muy poderosa. “Es mi momento de hablar” repite sin cansarse la Pupis antes de presentar su curioso invento frente a una comitiva de oficinistas gubernamentales. Ella no es la persona que vimos episodios atrás, su escudo ahora es la confianza en sí misma y en lo que ella sabe es capaz de lograr.

Pupis representa el positivismo y la buena voluntad que quisiéramos siempre resaltar en nuestra cultura. También es la única del grupo que pensó en crear algo fabuloso para ayudar a los demás de la forma más democrática posible. Lo cierto es que, con maquinita o sin ella, Pupis siempre logra transformar el desdén en emoción, y la emoción en movimiento.  ¿Llegará a ser una realidad El País Más Feliz Del Mundo?

Macho, Beto y Cami llegan a la playa a desenterrar algo más que a Bagheera. En el caso de Beto, es como si solo el mar pudiera darle el valor para por fin enfrentar a Cami y decirle que sí, que sabe que la traicionó con una mentira, aun cuando lo hizo para protegerla. Para Cami esto no es más que él “lavándose las manos”, como siempre.

Es un contraste interesante la manera en que Beto cierra esta temporada, respecto a cómo cerró la anterior cuando lo vimos ilusionado y sonriente. Ni siquiera Macho parece estar en un lugar seguro, es innegable que la furia de Cami podría traducirse en el fin de su relación.

Lena y el Negro celebran que, ¡al fin!, ella tiene licencia para manejar. Se van a dar vueltas en carro, riendo y nada más siendo tan felices como tantas otras veces. Él está más sonriente, tal como Le observó en el episodio anterior; algo en él cambió y ya no existe el escándalo.

El Negro es el personaje con mayor crecimiento en toda la temporada, y ha sido muy gratificante caminar junto a él en ese viaje de redescubrimiento. Sin duda, el momento más emocionante de este cierre es la hermosa escena donde Lena se voltea y le dice con cariño: Negro, yo ya sé.

Nunca antes el nombre de la serie tuvo más significado que ahora. Decir “Dele Viaje” es más que dar la luz verde para continuar, es dejar que la vida nos arrulle, que las emociones nos revuelquen como si fueran olas.

Enhorabuena por Dele Viaje, salud por este proyecto. Solo nos queda esperar que el sueño continúe, y que podamos volver a encontrarnos, como quien regresa a un amigo de años.